Punzonado

Aplicaciones del punzonado en la confección de productos

A medida que se ha consolidado la calidad y el profesionalismo de Estampaciones JOM sigue apostando por ofrecer el mayor esfuerzo para la adquisición de nuevos avances tecnológicos para aquellas empresas que, de una u otra forma, desean actualizarse constantemente en lo que a planchisteria y estampado se refiere, obteniendo así un nuevo abanico de posibilidades que satisface efectivamente las necesidades de todos sus clientes.
     En consecuencia, una de los procedimientos que poco a poco ha ido evolucionando en su práctica es el del punzonado, que básicamente consiste en un proceso mecánico, de alta precisión, que realiza cortes de figuras simples en láminas de acero de bajo carbono, acero inoxidable, aluminio, y muchos metales más. Tales perforaciones requieren un diseño geométrico determinado, mediante el uso de un punzón afilado, sobre una base que permite realizar operaciones como el embutido y el abocardado, ambos ejecutados en un solo movimiento exacto, medido, preestablecido.

Punzonado: ¿cuáles son sus principios básicos?

     En la mayoría de los casos, la perforación o corte realizado durante el proceso del punzonado no implica el arranque de viruta. El punzonado es una de las técnicas más demandadas para obtener piezas en serie, convirtiéndola en un derivado de la rama de la matricería, realizada generalmente con bajas temperaturas. La fuerza aplicada por el punzón, obliga a penetrar el material metálico, por lo que, en principio, se genera una deformación inicial, seguida de un cizallamiento y rotura de la materia prima, finalizando con la expulsión de la pieza cortada o sobrante.

El punzonado paso a paso

     Es importante señalar que, siendo un procesos aparentemente directo, práctico y sencillo, entender la mecánica del punzonado requiere un mayor grado de atención, por todos los factores que se involucran en su accionar. Es por ello que el punzonado se divide en tres etapas básicas o principales:

  • Deformación: Consisten en el esfuerzo que ejerce el punzón sobre el material metálico, lo que, a primera instancia, produce una deformación, inicialmente elástica, y que posteriormente plástica, alrededor de los bordes del propio punzón y la base.
  • Penetración: Llegados a este punto, los filos del corte del punzón y la matriz penetran el material, lo que implica la producción de grietas en el mismo, por las tensiones generadas durante la primera etapa. En otras palabras, la deformación del material es pronunciada en un punto específico.
  • Fractura: Finalmente, las grietas que se originan en un lado y otro de la lamina o material, promueven la separación del mismo: el punzón sigue descendiendo con la misma fuerza y precisión, hasta que expulsa el recorte.

     Para conocer más de cerca los beneficios, alcances y demás detalles acercas del punzonado, no olvidéis visitar la web de Estampaciones JOM, pinchando aquí.