Estampado

Troquelado industrial para estampados

 Entre los procesos de estampado más populares, resalta la estampación en frío, ya que posee ciertas ventajas a su favor por encima del procedimiento tradicional o la variante de la estampación en caliente, como es el caso de prescindir de la necesidad de personal especializado para aplicar las diversas técnicas de fabricación, así como también permite numerosas variaciones gracias a su ejecución.
     Para Estampaciones JOM es sumamente importante conocer cada especificación de sus procesos, y así, no solo ofrecer calidad y garantía en sus metas y objetivos, sino acercar al cliente a lo que se realiza dentro de sus fábricas, dando mayor credibilidad a sus asesorías. En este caso, dentro del estampado, una de las operaciones más demandadas y específicas aprovechable es el troquelado. 

¿En qué consiste el troquelado?

      El troquelado es básicamente una acción mecánica utilizada para realizar agujeros en chapas de metal, láminas de plástico, papel o cartón, según sea el caso. Para ello se utilizan desde simples mecanismos de accionamiento manual hasta sofisticadas prensas mecánicas de gran potencia. Entre los mecanismos de troquelado más simples y sencillos que existen puede ser el que utilizan los niños para hacer agujeros en las hojas de papel e insertarlas en las carpetas de anillos, por ejemplo.
     Los elementos básicos del troquelado lo constituyen el troquel, que tiene la forma y dimensiones del agujero que se quiera realizar, y la matriz de corte por donde se inserta el troquel cuando es impulsado de forma enérgica por la potencia que le proporciona la prensa mediante un accionamiento de una fuerza excéntrica propia de la máquina troqueladora, proporcionando un golpe seco y contundente sobre la chapa, produciendo así un corte limpio de la pieza. 

El troquelado dentro de la industria del estampado

     El troquelado, en su mayoría, es utilizado dentro del proceso de estampado en frio, pues permite, con ayuda de una prensa, realizar operaciones como: doblado, picado, perforaciones, embutido, marcado, entre otras técnicas, por medio del punzador y matriz.
     Existen 3 tipos de troqueles, según el mecanismo empleado para realizar el trabajo. Los hay simples (de una sola operación), compuestos (de dos o más operaciones) y están los progresivos que funcionan en secuencia y por etapas. 
     Para conocer mucho más acerca del troquelado pinchad aquí y observad lo que Estampaciones JOM ofrece para ti.